Conociendo el

BRAINSPOTTING

¿Qué es Brainspotting?

El término Brainspotting viene del inglés brainspot que significa punto cerebral. Cuando hablamos de brainspot o punto cerebral, nos referimos a una determinada posición del ojo que se relaciona con la activación de un circuito de neuronas en el cerebro.

A la vez ese circuito de neuronas es el que guarda información sobre nuestra vida. En algunos casos, esa información se corresponde con algún recuerdo traumático, ya sea en forma de imagen, emoción o sensación corporal.
 

¿En qué casos es útil esta técnica?

Trauma físico y emocional

Desempeño general

Recuperación tras un accidente, herida o lesión

Problemas de ira y enfado

Rendimiento deportivo y aumento de la creatividad

Pánico y ansiedad

Traumas resultantes de intervenciones o tratamientos médicos

Enfermedades psicosomáticas

Procesos de duelo

Trastornos emocionales y afectivos

Trastornos alimenticios

Estrés pos traumático (asaltos, secuestros, abuso sexual)

Es una herramienta muy efectiva para tratar trastornos de componente físico y corporal. Puede ayudar a mejorar problemas de:

Cabe destacar que el BRAINSPOTTING

no solo es un herramienta útil

para resolver material perturbador
sino también para

fortalecer experiencias positivas y

desarrollar recursos internos.

¿Por qué Brainspotting recomendado para traumas?

El trauma es una experiencia que excede la capacidad de procesamiento del cerebro.
Toda experiencia tiene varios componentes, sensoriales, cognitivos, emocionales y físicos.


En el caso de la experiencia traumática no queda integrado en el psiquismo, queda como empastado o encapsulado


Con BSP se activa la capacidad de auto sanación, abriéndose la capsula, volviendo a sentir las sensaciones emociones del momento de la experiencia en el presente, reprocesando la información hasta quedar integrada.
 

¿Cómo se encuentra el punto a trabajar en la terapia?

El terapeuta se encarga de buscar el punto, a través de las indicaciones conscientes del paciente, o del nivel de ansiedad en diferentes puntos, o a través de sus reacciones reflejas e inconscientes.


Una vez encontrado el brainspot el terapeuta pedirá al paciente que simplemente observe las sensaciones, emociones, pensamientos o imágenes que surgen en él, sin mediar la razón ni buscarles los por qué.


Esta atención plena estimulará las capacidades auto curativas del cerebro que irá procesando el trauma original, rebajando el nivel de ansiedad a medida que vaya liberando la carga emocional asociada a la experiencia.