Brainspotting: la poderosa terapia preferida en casos de adopción Brooke Randolph, LMHC*

La poderosa terapia preferida en casos de adopción. ¿Alguna vez te has dado cuenta que sencillamente tienes la mirada fija o estás con los ojos clavados en algún lugar del suelo, de la pared o del techo? ¿Te has pillado desviando la mirada o dirigiendo los ojos hacia arriba u observando un punto cualquiera, precisamente cuando estás pensando en algo que quieres decir, sobre todo si el tema tiene carga emocional? Como terapeuta, noto esto todo el tiempo. Muchas veces, si se dan cuenta, los clientes se sienten innecesariamente cohibidos por ello y se obligan a establecer contacto ocular con el terapeuta. Entretanto, su mirada continúa regresando a esos puntos aunque no se permitan sostenerla ahí. De lo que no se percatan es que, más que evitar contacto visual, lo que están haciendo intuitivamente es ayudarse a sí mismos a procesar accediendo a profundas conexiones neuronales y memorias ubicadas en el cerebro subcortical. Como terapeuta especializada en casos de adopción, me encuentro a diario con una amplia gama de traumas tanto conscientes como implícitos (preverbales). Dado que cada cliente y cada trauma es diferente, trabajo de manera diferenciada con cada cliente para procesar su trauma. Si bien a algunas personas les va bien con los métodos de una terapia de conversación —ya sean psicodinámicos o cognitivo-conductuales—, otros tienen que hacer verdaderos esfuerzos incluso para hablar sobre su experiencia. La arteterapia y la terapia de juego tienen su lugar, pero en este tipo de situaciones la mayoría de los terapeutas sugieren "terapias poderosas" (profundas y duraderas) basadas en el cerebro. Para casos de adopción y para personas adoptadas, creo que Brainspotting es la terapia poderosa más adecuada y conveniente. El Brainspotting fue descubierto y desarrollado por el Dr. David Grand en 2003. Grand era un terapeuta máster en EMDR que había desarrollado el «Natural Flow EMDR» para clientes que eran "demasiado frágiles para el enfoque del EMDR estándar" y que también podía lograr resultados más profundos para otros clientes. En 2003, en el transcurso de una sesión, Grand notó que durante los movimientos oculares del cliente siguiendo sus dedos, los ojos de su cliente temblaron con agitación y se congelaron en un punto, entonces intuitivamente mantuvo su dedo quieto en ese lugar. El procesamiento aún más profundo ocurrido a partir de ese momento lo dirigió a descubrir el Brainspotting y sus modalidades, aprovechando la experiencia que tenía con somatic experiencing, mejora del rendimiento en desempeño y creatividad, atención plena y trabajo con los estados del yo. Como terapeuta en procesos de adopción y defensora de personas adoptadas, siempre he sido precavida con respecto a las diferentes modalidades de tratamiento y a la experiencia y capacitación de los terapeutas que trabajan con adoptados y familias adoptivas. Demasiado a menudo he escuchado que el terapeuta empeoró la situación o que un terapeuta bien intencionado, pero sin competencias en cuestiones de adopción, hizo afirmaciones desastrosas. "El enfoque de Brainspotting en la sintonía y la relación, ambas cruciales para las personas adoptadas" es una de las principales razones por las que, según Grand, Brainspotting es la terapia poderosa preferida para casos de adopción. Durante una sesión de Brainspotting, el terapeuta está sintonizado con el cerebro, el cuerpo y las palabras del cliente. Verbalmente, el terapeuta proporciona validaciones de la experiencia que son poderosas para muchas personas y necesarias para muchos adoptados. La validación verbal comunica: te veo, te escucho, estás aquí, importas. Puede ayudar a la persona a reconocerse y comprenderse más a sí misma. Por muchas razones, la sintonía apropiada y una validación oportuna es muy posible que no hayan ocurrido en la infancia, por lo que sentirlos en terapia hace que no sólo sea una experiencia poderosa sino esencial. Brainspotting también presta gran atención a la experiencia corporal, algo que a menudo se pasa por alto en la infancia, y observa profundamente lo que está sucediendo en el cerebro.


El hecho de que en Brainspotting se confía en el cliente es uno de los aspectos que valoro especialmente. Respeta la capacidad del individuo para saber lo que necesita y para lo que está preparado. Les digo a los clientes que su cerebro tiene poderes de autocuración similares a los de Lobezno** de los X-men simplemente si permitimos a nuestros cerebros hacer lo que necesitan hacer, y Brainspotting nos permite acceder a esos súper poderes mutantes. Tanto el cliente como el terapeuta pueden confiar en el proceso y encontrar resultados sorprendentes al final, ya que simplemente nos ocupamos de aquello que va surgiendo a cada paso. Si bien actúo como guía y experta para mis clientes, también creo firmemente en respetar al individuo y su proceso. Respeto la resistencia y ayudo a los clientes a explorarla. Desafortunadamente, muchas de las personas adoptadas no han tenido la experiencia de sentir que merecen la confianza en que pueden conocerse a sí mismas y saber lo que es mejor para ellas, incluso siendo ya adultas. A nivel social, las personas adoptadas son tratadas como niños perpetuos, carentes del mismo respeto y derechos que las personas que no son adoptadas. Para mí es esencial ayudar a las personas adoptadas a darse cuenta de que saben lo que es mejor para ellas y a aprender a confiar en sus propias decisiones. El acceso a las facultades autocurativas del Brainspotting puede ayudar a enfatizar esto para los adoptados. Por la misma razón, la flexibilidad del Brainspotting también me gusta para el trabajo con personas adoptadas. Algunos clientes encuentran de forma natural y espontánea su propio punto de mirada (gazespot), mientras que otros prefieren que les ayude a enfocar sus ojos con un puntero. Algunos clientes comparten conmigo a lo largo de las sesiones de Brainspotting, mientras que otros permanecen en silencio todo el tiempo. La posibilidad de una curación silenciosa es atractiva para muchas personas por muchas razones diferentes. Funciona bien con niños que pueden sentirse avergonzados por las cosas que han experimentado o pueden no tener vocabulario para esos hechos. Brainspotting puede gustar a quienes ya han tenido antes varios encuentros con terapeutas y no quieren tener que volver a contar toda la historia una vez más. La propulsión al cambio que se produce durante una sesión de Brainspotting se basa más en el principio de curación que en el protocolo, y la atención del cliente se dirige hacia y desde el suceso activador original, inspirado en la pendulación de somatic experiencing. A pesar de que EMDR se puede completar en silencio, las indicaciones utilizadas en sus protocolos pueden hacer que las personas se sientan en la necesidad de explicar. La posibilidad de un procesamiento silencioso significa también que el cliente, a través de Brainspotting, puede procesar un trauma de adopción con un profesional de la salud aunque éste no sea experto en adopciones, sin arriesgarse a que el terapeuta haga una de esas bochornosas afirmaciones sobre la adopción. Para algunas personas, particularmente cuando se usa la barra de luces en el tratamiento con EMDR, existe riesgo de sufrir espasmos. En general, se dice que este riesgo es bajo, sin embargo, me preocupa como alguien altamente sensible a los destellos de luces estroboscópicas. Otros pueden experimentar sobreestimulación o incluso ser inundados, siendo abrumados por la memoria o la emoción. Las personas adoptadas, especialmente aquellas que han sufrido cambios significativos, son particularmente susceptibles a la sobreestimulación. Mantener los ojos quietos en una posición ocular concreta crea menos actividad cerebral y es más contenedora, extremos que pueden ser esenciales para crear el sentimiento de seguridad en personas adoptadas. Grand aprendió de somatic experiencing que "es retraumatizante para las personas activarse demasiado durante el proceso de curación". Es por todo esto que con Brainspotting revisamos gradualmente el punto de activación en el cuerpo, pero luego permitimos que el procesamiento tenga lugar. Brainspotting ofrece varias opciones de recurso que pueden disminuir la intensidad de la experiencia inmediatamente en sesión, mientras seguimos permitiendo que el cerebro haga su proceso. Con los jóvenes adoptados, los padres adoptivos pueden utilizarse como parte del recurso, creando más seguridad en esa relación. Estar en sintonía con las cuestiones y problemáticas de apego puede ayudar al terapeuta y al cliente a ajustar la posición de enfoque a la distancia exacta que necesita cada cliente. En general, se considera que Brainspotting proporciona un procesamiento más profundo y más rápido que otras modalidades de tratamiento. Después de cada hora que paso aplicando Brainspotting, me siento renovada y más capacitada, y siempre me sorprende lo poderoso que es. Por el amplio abanico de modelos de investigación y práctica que han desembocado en el Brainspotting, unido a la sintonía y la flexibilidad con los clientes, esta es la poderosa terapia preferida por mi para casos de adopción.

Brooke Randolph, consejera licenciada en salud mental, es terapeuta, esposa y madre (ejerciendo el rol de la figura materna en diferentes formas a lo largo de su vida: como madre adoptiva, como madrastra, como madre de sustitución e, incluso, como abuela). También es consejera de práctica privada en Indianapolis, Indiana. Es autora de "The Bully Book: A Workbook for Kids Coping with Bullies", "The Loss Book: A Workbook for Kids Coping with Loss", coautora de "Adoption Therapy: Perspectives from Clients and Clinicians on Processing and Healing Post-Adoption Issues" y la editora coordinadora de "It’s Not About You: Understanding Adoptee Search, Reunion, & Open Adoption". También es autora de materiales educativos sobre adopción. Brooke Randolph fue miembro fundador de MLJ Adoptions Inc., donde desempeñó el cargo de vicepresidenta de servicios sociales durante siete años. Es miembro de la junta asesora de jóvenes profesionales de The Villages, la agencia de servicios para niños y familias sin ánimo de lucro más grande de Indiana, que atiende cada día a más de 1.400 niños y sus familias. Con anterioridad fue la colaboradora experta en salud mental de DietslnReview.com, una columna nacional sobre dieta y ejercicio. Como mujer soltera, Randolph realizó la adopción internacional de un chico mayor, lo que considera una de las cosas más difíciles y gratificantes que haya hecho en su vida. Texto traducido por Montserrat Tubau, filóloga anglo-germánica y brainspotter (Phases I, II & III). El artículo original «Brainspotting: The Preferred Power Therapy For Adoption» fue publicado por la revista Adoption TODAY en su edición de Junio 2017.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square