Brainspotting: una terapia de procesamiento muy profunda.

En mayo 2016 viajé a Ecuador para capacitarme en Brainspotting. Volví siendo terapeuta Brainspotting, e inmediatamente comencé a utilizarlo con los pacientes atendidos en ese momento, la mayoría salteños, otros de Artigas, Paysandú y Concordia.



Brainspotting entró de mi mano a Uruguay, desde mi ciudad, Salto, la primera en Uruguay y la región.


Han pasado los años, me he seguido formando en Brainspotting, con Glenda Villamarín, con el mismísimo David Grand, creador de la técnica. Mi formación ha sido en épocas que había que viajar para formarse, no con la facilidad de Zoom.


Desde agosto 2019, tengo el apoyo de David Grand para instalar Brainspotting Uruguay, con el objetivo de capacitar a otros colegas.


¿Qué quiere decir tener el apoyo de Grand? Él elige a quién quiere que lo represente en un país. Por lo tanto, ser la elegida por él en Uruguay, me llena de orgullo y al mismo tiempo me exige seguir estudiando y formándome. Este camino lo estoy haciendo, por recomendación de David, de la mano de Glenda Villamarín, entrenadora de Brainspotting en Ecuador.


En la actualidad, soy terapeuta certificada en Brainspotting.


¿Qué quiere decir ser terapeuta certificada?

  • Mi trabajo fue controlado, reconocido y avalado por Brainspotting Institute.

  • Tengo experiencia en la técnica porque presenté 50 casos por escrito, demostrando cómo, cuándo, qué tipo de Brainspotting utilicé y por qué.


Les voy a ir contando cosas que pasan en la consulta trabajando con Brainspotting.


Sin dar nombres, ni contar los casos, solo lo que va maravillosamente va pasando en la consulta.


Lugares mágicos, sin dudas, consultorio físico y el virtual. Dónde se da un trabajo tan profundo, que no se puede transmitir con palabras, sino que hay que pasar por la experiencia.


Personalmente me maravillo y me sorprendo en cada una de las consultas. Basándome en el principio de incertidumbre (jamás puedo prever lo que va a pasar), confiando en la sintonía dual, al decir de David Grand, siendo la cola del cometa en el trabajo con el paciente.


El paciente guía el camino, yo acompaño con amor, respeto y contención. Y para poder acompañar de esta forma, debo tener mucho trabajo en mí, mucho proceso personal, para que la contratransferencia no afecte el proceso del paciente.


Es fundamental para ser un buen psicólogo, tener un proceso personal, formación constante y supervisar casos con un supervisor experimentado.


Brainspotting es una terapia de procesamiento muy profunda. A través del recurso corporal y su activación, se hace un viaje dentro de uno mismo.


Según cada persona lo llevará por distintos caminos.


Puede ser somático, ir recordando cosas, e ir sintiendo. Aparece como por camadas, camadas de tristeza profunda, camadas de afecto y por debajo, como oculta, como estando muy cómoda oculta tras la tristeza, aparece la rabia. Y hay que seguir trabajando desde ahí, aprender a canalizarla para que no quede dentro de uno, sería autoagresión, pero sacarla de forma tal de no violentar a otros.


Los libros de autoayuda o similares, muestran un camino a la salud simple, cómo que fuera fácil y todos lo pueden hacer. A veces, esto resulta iatrogénico, porque la persona se esmera por hacer todo lo que dice el libro, y pensar en positivo. Pero no resuelve, entonces se frustra.

Cuando hay trauma complejo, o los primeros vínculos fueron disfuncionales, complejos, la salida, cambio o modificación, no puede ser simple; es un proceso. Lo bueno, es que se puede demostrar científicamente que el cambio tiende a ser permanente; y no es “pan para hoy, hambre para mañana”.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square